Instituto de Medicina Homoeopatica

Caso clínico de Herpes Zóster visto en la Clínica del IHM de Sevilla

Gary Weaver.

Caso clínico de Herpes Zóster visto en la Clínica del IHM de Sevilla

Paciente niña de 10 años de edad se presentó en la consulta con el siguiente cuadro:

Erupción en el cuerpo diagnosticada de Herpes Zóster por los médicos del hospital que le atendieron.

La infección había comenzado 3 o 4 días antes. La madre mostró el comienzo del problema en la zona afectada pensado que se había tratado de la picadura de un insecto. Se veían tres pequeñas manchas rojas rellenas de sangre seca a la altura del pecho derecho. Nuevas erupciones aparecieron en el lado derecho de la espalda y en su brazo derecho.

Tres médicos homeópatas tomaron el caso, Liliane, Manuel y yo mismo. Examinamos a la paciente y comprobamos que la erupción tenía una naturaleza vesicular, comenzaban como manchas amarillas. La piel estaba sensible al menor tacto, y la paciente presentaba una lengua ligeramente saburral. La paciente se quejaba de que el agua le sabía mal pero no podía concretar más el síntoma.

Otro síntoma que descubrimos fue que se quejaba de que sentía como si le tiraran de un pelo de su cabeza.

Después de una exploración clínica no observamos ningún otro síntoma

Repertorizamos en base a estos síntomas:

 

span1La madre informó de que al día siguiente de tomar una dosis de Phos 30 CH las erupciones se secaron y que la niña se encontraba mucho mejor.

Ahora la piel está totalmente limpia

La Clínica

gary-wEl I.H.M. ha establecido una consulta medica en Sevilla.
Cada uno de los médicos que trabajan en ella han sido formados en el método Hanemaniano homeopático y en el uso del Repertorio de Boenninghausen para el análisis de los casos clínicos.

Actualmente Gary Weaver reside en Sevilla y es el encargado de la toma del caso junto con Antonio Gil Ortega y Manuel Gutierrez Ontiveros.  https://institutodemedicinahomeopatica.wordpress.com/institute-staff/

antonioIgualmente ofrecemos formación clínica para terapeutas que quieran resolver sus casos difíciles, veríamos el paciente en la consulta con la presencia de su terapeuta y le demostraríamos la metodología Hanemaniana en la toma del caso y su posterior análisis.

Nuestra consulta se encuentra en la Barriada los Príncipes Parcela 7 Bloque 8 Sevilla.

manuelPor favor llamen por teléfono 606 207 345 a Manuel Gutierrez para concertar cita.

E-mail: education@instituteforhomoeopathicmedicine.com

Historia del Repertorio de Boenninghausen

Isidre Lara.

Boenninghausen fue el 3er. autor relevante que preparó un Repertorio.

Anteriormente, el propio Hahnemann realizó a mano dos “diccionarios de síntomas” en latín, en 1805; también utilizó la copia a mano del repertorio de Jahr, y después el de Boenninghausen. Posteriormente, Ruckark (1822-1830) realizó otro repertorio manuscrito, encargado por Hahnemann. Hahnemann parece ser que no quedó satisfecho con el repertorio que encargó a su jóvenes alumnos Ruckark y Jahr.

Weber, en 1830,  compiló un repertorio en alemán.

Boenninghausen redactó tres repertorios sucesivos:

– el primero, Repertorio de Medicamentos Antipsóricos (1832), fue el primer repertorio homeopático publicado (en alemán), con prefacio de Hahnemann (la referencia en la nota al pie del parágrafo §153 de la 5ª edición del Órganon se refiere a éste);

-luego realizó el Repertorio de Medicamentos no antipsóricos (1835);

-y, por último, por consejo del propio Hahnemann, agrupó los dos repertorios anteriores en uno, el Manual terapéutico para médicos homeópatas [Boenninghausen Theurapeutische Taschenbook] (1846), que incluía también La Relación relativa de los medicamentos homeopáticos (1836), conocido posteriormente en su versión inglesa como el Therapeutic Pocket Book. Contiene 125 remedios.

La primera traducción inglesa fidedigna la realizó Johann Ernst Staff en el mismo año 1846 en que se editó la obra original alemana, aunque se publicó algo más tarde en los Archiv für die homöopathische Heilkunst.

El repertorio de Boenninghausen tuvo una sola edición en francés (1846), traducido por el Dr. D. Roth.; una nueva reedición de esta misma traducción no se realizó hasta 1976. Esta nueva edición francesa es la única traducida al español, publicada en México (1993).

En los Estados Unidos, el repertorio de Boenninghausen, el Boenninghausen’s Therapeutic Pocket Book (llamado abreviadamente “Pocket book”) fue objeto de cinco ediciones, pero ya en el siglo XX, en traducciones de H. Okie, J. Hempel y Timothy F. Allen (1935), el célebre autor de la Enciclopedia de la Materia Médica Homeopática en diez volúmenes. Allen reorganizó el repertorio de Boenninghausen, añadió muchos medicamentos [el ‘Libro de bolsillo ó Manual Terapéutico de Boenninghausen’ de Allen incluía 342 remedios. Allen añadió 220 remedios, pero eliminó 4, Angustura y los tres remedios magnéticos –Magnetis poli ambo, Magnetos polus arcticus y Magnetos polus australis-), de manera que prácticamente creó un libro distinto al original. Las rúbricas de este repertorio de referencia fueron incorporadas en las posteriores ediciones del repertorio de Kent.

También aparecieron dos ediciones inglesas. La 5ª edición americana y última de la traducción de T. Allen (1935), cuyo título traducido al castellano sería: “Los Principios y la Practicabilidad del Manual terapéutico de bolsillo de Boenninghausen para médicos homeópatas para su uso en la cabecera del enfermo y en el estudio de la Materia Médica”, fue prologada y corregida por H. A. Roberts y Annie C. Wilson, ya que la original de Allen tenía muchos errores de traducción; leyendo el prólogo nos podemos hacer una pequeña idea de la filosofía que existe detrás del repertorio de Boenninghausen, aunque dichos autores no la acabaron de entender, habiendo confesado ellos mismos no haber podido contrastar la obra de Allen con el original alemán.

Este repertorio ha sido traducido de nuevo en tiempos más recientes (al inglés y al español) del alemán original, revisado y rehabilitado por varios autores contemporáneos, en versiones digitales y también papel.

Hahnemann aprobó totalmente el repertorio de Boenninghausen, que además parece ser que utilizó en su práctica profesional, tal como queda reflejado en el elogio explícito que hizo de él (en la nota al pie del §153 de su magna obra el Órganon del Arte de Curar).

El Manual terapéutico para médicos homeópatas de Boenninghausen era el repertorio más usado a finales del siglo XIX, pero fue cayendo en desuso a raíz de la popularidad del repertorio de Kent, aunque el mismo Kent reconoció haberlo usado.

Jahr, tras Hahnemann, fue el 2º autor relevante en preparar un repertorio, aunque se editó posteriormente al de Boenninghausen. Le llamó Repertorio alfabético-sistemático de la Materia Médica Homeopática (1835), siendo supervisado por Hahnemann, y realizado a partir de los dos repertorios de Boenninghausen, pero introduciendo 8000 errores, que fue publicado por Hering, con una revisión posterior que introdujo todavía más errores.

Hering realizó el 1er. repertorio publicado en inglés: Repertorio analítico de los síntomas de la Mente (1838), basado en el repertorio de Boenninghausen, revisado, corregido y evitando el exceso de generalización.

Más tarde, Constantine Lippe hizo el Repertorio de los síntomas más característicos de la Materia Médica (1880), basado en los Síntomas Guía de Hering, en el repertorio de Boenninghausen y otros; y fue muy usado por Kent para elaborar el suyo.

Hay otro repertorio de Boenninghausen, que muchas veces se confunde con el original por el nombre que le puso su autor, Boger, que lo llamó Boenninghausen’s Characteristics and Repertory (Los característicos y el repertorio de Boenninghausen) (1905), incluyendo en un volumen todas las obras maestras de Boenninghausen, en especial todas las referencias relativas al repertorio. Boger previamente había traducido el primer repertorio de Boenninghausen sobre los medicamentos anti-psóricos en 1900.

Del repertorio de Kent, el Repertorio de la Materia Médica Homeopática, se sucedieron 6 ediciones: 1ªed. (1897), 2ªed. (1908), 3ªed. (1924), 4ªed. (1935), 5ªed. (1945), 6ªed. (1957); la 3ª edición fue la última manuscrita por Kent mismo y la de mejor calidad; las tres siguientes, editadas por sus seguidores y su mujer incorporan pocas variaciones. Después de estas ediciones americanas, se editaron varias ediciones en la India (1961), que contienen muchos errores. Kent siguió el esquema del repertorio de Lippe. Agrupó todos los repertorios anteriores, sin revisarlos, incluyendo el Therapeutic Book de Boenninghausen y el de Boger. Las rúbricas generales de Kent son las de los dos tomos de Boenninghausen, añadiendo después el resto de información para crear las subrúbricas. Contiene 591 medicamentos.

Las tres obras que hemos comentado sobre el repertorio de Boenninghausen (la original de Boenninghausen –Theurapeutische Taschenbook-, la traducción inglesa de Allen –Pocket Book- y la compilación en inglés de Boger –Boenninghausen’s Characteristics and Repertory-), que aparentemente pueden confundirse como la misma obra, incluso con añadidos a la obra original en las versiones inglesas para enriquecerla, son en realidad tres obras radicalmente distintas.

El tipo de información y la forma en que está estructurada en cada uno de esos tres repertorios hace que su uso no conduzca necesariamente al mismo resultado. Para el uso de cada repertorio se precisa seguir una determinada metodología, no siendo la misma para todos ellos, aunque aparentemente tengan información similar.

Por un lado, en revisiones minuciosas se han podido constatar los errores y las variaciones de las rúbricas del repertorio de Boenninghausen a los posteriores (Boger, Kent y Allen).

Por otro lado, hay autores, entre ellos Gary Weaver y George Dimitriadis, que mantienen que sólo la obra original de Boenninghausen representa en su conjunto su manera especial de tomar el caso y analizarlo, habiendo perdido las otras dos el referente filosófico con que Boenninghausen elaboró su repertorio, siendo la única de utilidad práctica para encontrar con mayor facilidad el remedio más similar a cada caso.

 

Juan Gérvas: “El 90% de la medicina científica ‘oficial’ es pseudociencia”

La ciencia es más compleja de lo que parece y sin embargo se vende como generadora de decisiones racionales. Vivimos en una era en la que parece predominar el “todo por la ciencia pero sin la ciencia“. O la ciencia usada como marketing por las diferentes industrias y quienes, ya sea por cobardía o por ideología, aceptan esta impostura.

Si no fuera por la Ciencia no conoceríamos el mundo -o la parte de él que ha adquirido un buen nivel de desarrollo- como es. Con sus vicios incluídos, la Ciencia es motor de progreso.

(more…)

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 11 other followers

Follow Instituto de Medicina Homoeopatica on WordPress.com