Instituto de Medicina Homoeopatica

Homeopatía: retornando a la Fuente

Con este título que parece sacado de la saga Star War, quiero compartir contigo mi momento evolutivo en este noble arte de curar, después de más de 30 años de dedicación exclusiva a la práctica medico-clínica homeopática.
En el año 1982 me licencié en Medicina por la Universidad de Sevilla, y a los 2 años me trasladé a México D.F. durante un año, para adquirir mi primera Formación Continuada en Homeopatía bajo la dirección de varios de los discípulos más allegados del Profesor Proceso Sánchez Ortega. Por todos conocidos como uno de los promotores de la doctrina miasmática y su aplicación clínica, en base a la impregnación o modulación miasmática que tiene cada afección, síntoma o medicamento homeopático experimentado. Llevando la influencia miasmática desde el plano puramente físico hasta las instancias más elevadas de la mente y el espíritu humano.
Tanto el Dr. Proceso de la Escuela de Homeopatía Mexicana como el Dr. Tomas Paschero de la Escuela Homeopática Argentina fueron mis mayores referencias para la práctica clínica de la homeopatía que comenzaba a ejercer en mis primeros años.
T. Paschero infunde a la homeopatía de su tiempo un cariz transcendental llevando lo psicosomático y la comprensión del núcleo fundamental de la psique humana un valor primordial a la hora de encontrar el Similimun.
Todo este background académico, hizo que mi practica se orientara más hacia los síntomas mentales del paciente, y a su psicobiopatografía, dejando en segundo término los síntomas físicos y sus modalidades, tan preciados para encontrar el remedio homeopático adecuado.
Este enfoque me abocaba más y más a encontrar el remedio único de la persona desde el momento de nacer, remedio que en muy, muy escasas ocasiones encontraba y dejando habitualmente ese sabor de fracaso en la prescripción correcta a pesar del gran esfuerzo y tiempo invertido en aras de su consecución definitiva.
A lo largo de mi vida la Homeopatía siempre ha sido mi pasión principal y en mi afán de comprenderla en profundidad he recorrido e investigado otros campos y disciplinas incluyendo el aprendizaje de la lengua inglesa, que me da acceso a un gran numero de textos, Materias Medicas y Repertorios aun no traducidos al castellano.
En todos estos años he visto como colegas con gran dedicación a la Homeopatía y con muchas ganas de contribuir a, lo que Hahnemann inmortalizó en el segundo parágrafo de su Órganon, “restablecer la salud de manera rápida, suave y permanente….” empezaban a buscar en otras fuentes y disciplinas ese ideal que la homeopatía y todas las corrientes modernas (que se apartan de las bases establecidas por su fundador) no podían satisfacer.
Como otros colegas han reflejado ya en esta web del IHM, la presencia del pensamiento Kentiano en todas nuestras enseñanzas homeopáticas, ha dado pie a que lo Homeopatía Hahnemaniana original, en su evolución natural, quede expuesta a toda clase de interpretaciones e influencias, sin haber sido éstas contrastadas realmente con la autentica fuente; esto ha creado un diversificación tal, que hoy en día cada homeópata puede tener una visión completamente diferente del caso clínico que tiene delante y por tanto su prescripción variará, dependiendo de la escuela o interpretación homeopática de donde provenga.
Estoy completamente convencido de que el axioma “ lo correcto es lo más fácil” puede aplicarse perfectamente Al Arte Curativo Homeopático. Y con este anhelo tuve la oportunidad de conocer al Dr. Gary Weaver en el año 2014 durante un fin de semana en el que nos expuso la Homeopatía a la luz de los ojos de Hahnemann.
Durante su exposición no fue sino una grata sorpresa comprender que lo que el Padre de la Homeopatía nos había legado, junto a su discípulo Boenninghausen, no fue más que la esencia y la síntesis más depurada de toda su labor de investigación y clínica. Y que ello aportaba al momento actual de la evolución Homeopática una necesaria coherencia (entre los principios fundamentales y su aplicación clínica), simplicidad (comprensión de lo que hay que curar en cada caso individual), profundidad (partiendo del momento presente hasta la causa sostenedora) y certeza (en la prescripción del remedio más adecuado).
La Homeopatía de hoy a mi parecer necesita esta visión de síntesis, de aunamiento de todo lo que es esencial y verdadero desde sus principios fundamentales, la experimentación pura y la clínica realizada bajo estos principios.
A todo lo demás no le llamaría Homeopatía, simplemente para no confundir a los que comienzan y no perdernos a los ya veteranos.
Hahnemann ahora es el faro al que debiéramos acudir una
y otra vez, y Boenninghausen facilita el camino para acceder a su pensamiento y su hacer clínico.
Y en la actualidad, este es el foco principal del Instituto de Medicina Homeopática, transmitir la Homeopatía y formar Homeopátas desde su fuente original.

Mi agradecimiento al Dr.Gary Wever como director y principal promotor de este noble proyecto. Y a todos mis colegas que en el participan.

Dr. Antonio Gil Ortega

Volviendo a Hahnneman

Manuel Gutiérrez Ontiveros
Licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla, año 1983
Formación en Homeopatía
Estudios en Homeopatía de México
Máster en Homeoptía por la Universidad de Sevilla
Cursos de especialización en Homeopatía con diversos profesores internacionales
Ejercicio en Homeopatía desde el año 1983
Contacto
Consulta: Barriada los Príncipes Parcela 7 Bloque 8, Sevilla
Tlf 606 207 345

manuelLa Homeopatía en el mundo actual se haya en crisis, y no lo digo por la falta de médicos y profesionales que la practiquen, sino por la falta de sentido en la que se haya inmersa.
Todo río va impurificándose conforme se aleja de su nacimiento, y esto es un ejemplo de lo que a mi entender le ha sucedido a la Homeopatía desde su nacimiento hasta ahora; con el devenir del tiempo la Homeopatía ha sido contaminada con múltiples teorías y nociones ajenas a la misma que le han hecho un flaco favor.
Se me puede argumentar que todo evoluciona en la vida y la Homeopatía no debe ser ajena a esta evolución y cambio, y estamos de acuerdo en ello, pero cuando hablamos de evolución, hablamos de una evolución en un sentido, en una línea lógica y coherente con los principios que le dieron nacimiento, y no en una evolución en múltiples líneas aleatorias deudoras de concepciones filosóficas y psicológicas ajenas al núcleo doctrinal homeopático.
No voy a entrar en las posibles contaminaciones que ya hiciera Kent, pues es algo que ya se ha escrito en estas páginas, pero lo que sí quiero enfatizar son las dos contaminaciones más graves que a mi modo de ver está sufriendo hoy en día la Homeopatía, la psicológica y la espiritualista.
La contaminación psicológica proviene en parte de las influencias psicoanalíticas y sus diferentes ramificaciones, escuelas deudoras de esta tergiversación psicoanalítca son las escuelas sudamericanas hasta hoy en día.
La otra grave desviación proviene de las corrientes espiritualistas, tipo new age, que han infiltrado la Homeopatía y que que conduce a absurdos tan graves como las experimentaciones de medicamentos por el sueño y otras aberraciones en las que no me voy a detener ahora, todo ello lleva a ejercer una Homeopatía “desencarnada” de la realidad del paciente y a buscar en no se que recónditos espacios pseudoespirituales de la vida del mismo.
Yo me inicié en la Homeopatía en los años 80 y desde entonces la he venido ejerciendo y al igual que muchos colegas, estaba viendo que nuestra práctica se iba encaminando más hacia un derrotero psico-espiritual que médico, y no con ello quiero menospreciar el ámbito de lo psicológico, pero hay que darle el lugar que Hahnneman, o el propio Boenninhausen le dio en el marco global del estudio del paciente, y para ello no hay mas que ver el Organon o la Materia Médica Pura de Hahnneman.
Siempre escuchaba de la boca de los maestros que me han enseñado Homeopatía la necesidad de la vuelta a la homeoptía hannemaniana, de volver a las fuentes, pero en la práctica nada mas lejos de la realidad, por ello la vuelta a Hahnemman y al mejor de sus discípulos me parece una vuelta a la cordura y a la lógica del pensamiento hahnnemaniano, solo a sí podremos salvar del abismo al que le están conduciendo algunas escuelas de pensamiento y práctica pseudohomeopáticas.
La enseñanza del Dr. Gary, desde un punto totalmente objetivo, me parece una vuelta al estudio metodológico más puro de Hahnemman, y no solo eso, sino que nos aporta además una seguridad en aquello que estamos haciendo, lejos de la inseguridad en el ámbito territorial en el que se mueven otras prácticas llamadas homeopáticas.
Hay una coherencia y una lógica interna extraordinaria en el método que nos propone el Dr. Gary, que no hace mas que retomar el hilo conductor de Hahnneman y Boeninhausen.
Y es en este sentido en el que cabe hablar de una auténtica y verdadera evolución homeopática

Volviendo a Hahnemann y Boenninghausen de la mano de Gary Weaver

Los que me conocéis sabéis que “nací” (a la Homeopatía) con el repertorio de Kent bajo el brazo, de la mano de Jacques Imberechts, discípulo directo del Dr. Pierre Schmidt de Ginebra (Suiza) en los grupos de Homoeopathia Europea; y en ello persistí, incluso colaborando en la revisión y traducción del repertorio Synthesis al español.
Pero una inquietud se me despertó, ante la complejidad y poca seguridad del método de Kent, parecía que había que ser un artista, un maestro, para encontrar y descifrar las rúbricas excelsas que llevaran al remedio curativo; y además, la siempre inquietante aleatoriedad de que frente a un mismo caso, 10 homeópatas distintos podían prescribir 10 remedios diferentes (¿y todos curarían por igual?). Frente a tanta arbitrariedad, ¿no cabría la posibilidad de un enfoque más sólido, más seguro, con menos impredecibles, más directo? Recordáis… el famoso segundo parágrafo del Órganon, “La curación ideal consiste en restituir la salud de manera rápida, suave y permanente,… por el camino más breve, seguro e inofensivo, en base a principios fácilmente comprensibles.”
Pues bien, en esa búsqueda, me di cuenta que nos habían –a los de nuestra generación homeopática, al menos- escamoteado a Hahnemann, bajo el halo de perfección del método impuesto por Kent, quien en realidad perpetró una sutil tergiversación en base a sus concepciones espiritualistas, aparte de una retahíla de inconsistencias y falsedades adornadas al gusto “espiritual” de la época; y, así, obviamos a Hahnemann, dando por supuesto que Kent lo englobaba y lo mejoraba, nada más alejado de la realidad, confrontando el estudio del “Órganon” del verdadero maestro con la “Filosofía homeopática” de su prócer supuestamente más adelantado, desterrando al olvido por el camino a todas las grandes primeras generaciones de homeópatas (Jahr, Allen, Bradford, Lippe, Dudgeon, Boger, etc.), a partir de Boenninghausen, su más fiel imitador.
En mi empeño investigué en las fuentes, aunque no las originales –por mi deficiencia en el idioma alemán-, hasta encontrar la pista: “El Dr. Von Boenninghausen, por la publicación de los síntomas característicos de las medicinas homeopáticas y por su Repertorio, ha prestado un gran servicio a la Homeopatía, así como el Dr. J.H. Jahr mediante su manual de síntomas principales.” (escribe Hahnemann en la nota al parágrafo 153 del Órganon, donde precisamente trata sobre uno de los temas claves: los síntomas característicos, los únicos que “deberán tenerse en cuenta principalmente y con exclusión de otros…”).
Ahí estaba la clave: Síntomas característicos – repertorio de Boenninghausen de síntomas característicos – método de repertorización para confrontar los síntomas característicos más similares del enfermo con los de las patogenesias.
Pero no fue hasta encontrar a Gary Weaver, que pude aprender realmente la forma de ponerlo en práctica. Había visto a otros que lo hacían, o lo intentaban, algunos confundidos por la versión de Boenninghausen realizada por Allen -y prologada por Roberts-, la primera traducción del alemán al inglés, siendo la más divulgada, otros basándose en una precaria y teórica aplicación del acrónimo LOMO SECO pero sin su real comprensión y efectividad práctica. Además, a Gary su investigación le llevó a analizar y revisar casos clínicos del propio Hahnemann y Boenninghausen, y realizar una nueva traducción muy fiel del repertorio original de Boenninghausen, contrastanto todas las palabras alemanas antiguas, y que resitúa al repertorio en su contexto, función y necesidad real: una aproximación a la Materia Médica a partir de los síntomas característicos de cada caso.
Hemos constatado, los que lo hemos conocido y empezado a utilizar –muy fácil de manejar, por cierto-, su sencillez, facilidad y seguridad, con poco margen a las especulaciones. Quizás pueda llegarse al mismo resultado, es decir, al diagnóstico del mismo remedio (al menos, así debería ocurrir), con otros métodos más sofisticados (y el de Kent podría ser uno de ellos), pero éste se basa en información objetiva, segura, indudable, dejando menos margen de error. ¿Qué más se puede pedir a un método de repertorización, a un instrumento de aproximación a la vasta materia médica homeopática?
Sólo me queda invitaros a que lo conozcáis y saquéis vuestras propias conclusiones.

Dr. Isidre Lara. Mallorca. España.

Una Opinión Personal de Capacitarse con el IMH

English: Here

La primera vez que leí los artículos de Gary Weaver en foros de la web homeopática fue hace 6 o 7 años. Lo que atrajo mi atención fue la adhesión a la práctica homeopática a través de los escritos de Samuel Hahnemann, sin ninguna afinidad por alguno de los métodos modernos que actualmente uno encuentra por doquier. Al leer algunos cuantos casos que presentaba, vi una  claridad de prescripción que no prioriza síntomas mentales sobre los demás síntomas, sino más bien buscaba por donde radicaba el estado alterado de salud.

Yo fui capacitado como médico homeópata en México. La mayor parte nuestro entrenamiento se fundamenta en las obras de KENT y de algunos “maestros” modernos. Ha sido un hábito para mí, leer ampliamente y examinar todo especialmente de los pioneros de nuestra terapia médica.

dsc01521

Para entonces, mi hijo había desarrollado un  eczema muy agresivo. Había pedido ayuda de otros homeópatas pero no había tenido éxito en el resultado. Le escribí a Gary y le pedí si podía ayudarme. El recabó todas las notas y detalló cada síntoma cuidadosamente. Tomó las anotaciones y luego me escribiría para aclararme varios puntos.

Yo ya me había decidido por Rhus Tox para la prescripción y lo discutí con Gary. Él me dijo que como su rol en este caso era como asesor, el no aconsejaría Rhus tox en la prescripción por ahora.

Él me explicó cómo había llegado a Sepia para el niño y por qué no lo encontraba en Rhus-Tox.

El caso exhibía dos modalidades, la agravación por calor y la gran disposición a enojarse. Gary me dijo que esto era importante en el caso de mi hijo ya que ambos síntomas era fuertes en la enfermedad.

Gary prescribió Sepia. Siendo honesto, no me sentía satisfecho con la prescripción. Iba en contra de todo lo que yo sabía de remedios hasta ese momento. No se trataba de un remedio “eczema”. Sin embargo, continué con la indicación.

Por fortuna para mí y para mi hijo lo hice. Vimos el eczema sucumbir. Vimos dejar su piel suavemente. Unas semanas después, Gary me dijo que le diera Rhus-tox ya que los síntomas habían cambiado y requería Rhus para terminar.

Después de Sepia

dsc01562

dsc01563

Gary me mostró acerca de qué se trataba realmente la práctica de la terapia mediante la clínica y las páginas de los escritos de Hahnemann. Poco tiempo después mi padre desarrollaría una enfermedad que amenazaba con su vida y una vez más Gary me mostró la eficacia de la homeopatía sobre cualquier otro sistema de la medicina.

Decidí estudiar el Therapeutic Pocket Book, y al tiempo hice la traducción de la versión en Inglés de P&W al Español con lo que estuvimos trabajando juntos en ese proyecto por varios meses. Después me uniría al equipo del IHM y fui requerido para encabezar el IHM en México. Ha sido un impresionante despliegue de entendimiento que ha beneficiado mi clínica y a mí personalmente. El IHM siempre me ha animado a alcanzar, estudiar y reflexionar usando los principios de la terapia. Ahora, instintivamente sé que hacer incluso en el momento en el  que no conozco la respuesta.

Gary tiene una adhesión inquebrantable hacia la ley de semejantes. Él está completamente consciente de los diferentes enfoques en el cuidado de la salud y los utilizará en lo que sea necesario en situaciones de emergencia, pero siempre se sostiene en que la curación permanente proviene de la aplicación de semejantes.

Como profesional médico completamente capacitado en Homeopatía, me sorprendió profundamente encontrar lo que yo no sabía, e incluso me sorprendió más encontrar que lo que yo sabía era incorrecto en muchos niveles. El IHM me enseñó a apuntar la mira en la dirección correcta para encontrar las respuestas, y también mediante conversaciones donde la experiencia e investigación de Gary respondió a todas mis preguntas.

Cuando comencé a hacer seminarios aquí en México, Gary nunca trató de controlar algún material presentado. El sólo dijo que yo sabía suficiente para ser efectivo y que debía ir a enseñar y disfrutarlo. Él siempre ha sido un apoyo de todos nuestros esfuerzos y da la información libremente. Existe mucho respeto entre nosotros.

Sé que el principal objetivo del IHM es desarrollar al profesional independiente que sabe de homeopatía. Nunca he visto algún ego manifiesto o el deseo de enseñar una metodología personal.

Para aquellos que contemplan un intensivo en medicina homoeopática, yo afirmo que una semana con el IHM les dará conocimiento y entendimiento así como el deseo de continuar con la pauta de ser un homoeópata Hahnemanniano.

Dr. Guillermo Zamora

El segundo error que se comete al prescribir

nadiescucha2Aunque pueda parecer una tontería decirlo, la mayoría de los prescriptores no toma un caso en función de la enfermedad.

Por las razones que sean, el homeópata moderno continúa con la ilusión de tratar a la persona y no la enfermedad. NO TRATAMOS A LA PERSONA, tratamos LA ENFERMEDAD EXPRESADA A TRAVÉS DE SÍNTOMAS ALTERADOS en el individuo; como un artículo anterior decía, la imagen completa de la ENFERMEDAD, y no la persona.

Esto niega TODA preferencia personal o rasgo de personalidad si no está alterada o ha cambiado en alguna forma antes o durante el estado de la enfermedad que estamos observando. Hahemann lo dejó muy claro en sus instrucciones al tomar un caso.

Aunque cualquier homeópata puede cometer un error al hacer una prescripción, ¿no sería mucho mejor eliminar desde el principio la toma del caso incorrecta de la lista de verificación para clasificar el problema? Es mejor volver a observar los SÍNTOMAS y ajustar en consecuencia en función de la reacción de los pacientes a un remedio que no funcionó como se esperaba, que tener una gran cantidad de síntomas que no tienen sentido, que son inútiles y que no guardan relación con el caso de la enfermedad que se padece.

Hay muchos homeópatas que pasan literalmente de 16-18 horas tomando un “caso”. Increíble. No se trata de un perfil de personalidad, o de una leyenda de gustos y disgustos y de cada evento que ocurrió en la vida del paciente. Se trata de tener una visión objetiva de la presentación sintomática de la enfermedad que tiene frente a usted para que usted entonces la haga coincidir con una sustancia que produce SINTOMATOLOGÍA semejante a la  del estado de la enfermedad. Esa es también la razón por la que la teoría de que un remedio cura a una enfermedad completa es incorrecta. Esto se basa en las creencias religiosas de KENT y NO en la investigación de Hahnemann. Los remedios producen SÍNTOMAS. Cuando los síntomas cambian, también se cambia el remedio.

La enfermedad es generalmente una progresión de acontecimientos hacia el estado actual. Cada fase de la enfermedad es por lo general un estado diferente. Dependiendo de donde intervenimos, será una imagen del remedio diferente. Tomemos al Crup como ejemplo. Si estamos en las etapas iniciales de las intervenciones, es probable que demos ACONITUM para las fiebres y la inflamación presente. Una vez que la fase se “altera” nos movemos hacia Spongia para los síntomas de la tos del crup y los efectos restantes de la enfermedad. Si los SÍNTOMAS no son muy particulares a los de una tos crupal, bien podemos dar Hepar Sulphur y luego Spongia, e incluso alternar estos remedios de acuerdo a como se alternen los SÍNTOMAS de la enfermedad. Así es que esos 3 remedios se administran para curar una enfermedad en cada una de sus etapas. Dar Hepar o Spongia cuando el paciente requiere de  aconitum no logrará nada. Los SÍNTOMAS no coinciden con la prescripción. Pero en todos los casos, el ESTADO DE ENFERMEDAD ALTERADO es el único indicador de una prescripción. No la personalidad o las preferencias de los pacientes  a menos que estén  ALTERADAS durante el estado de la enfermedad.

Cualquier practicante que ha basado su práctica en la filosofía Kentiana va a estar equivocado en la comprensión de las direcciones de Hahnemann. Es justo como es. Eso va para los profesores también.

Si usted tiene el deseo de ser un mejor médico, entonces la responsabilidad de practicar la homeopatía de Hahnemann recae sobre usted. Sólo porque KENT dijo u otra persona dijo, que él era un devoto seguidor de la práctica médica de Hahnemann…… no quiere decir que así sea.

Diferencias Fundamentales de Vannier, Kent, Schüssler, Eisayaga, Poitevin, Vithoulkas, Sánchez, Escalante, Roberts, Ghatak con la Verdadera Homeopatía de Hahnemann

Publicado por el Dr. José Guillermo Zamora de La PAz, Médico Cirujano UAG, Homeópata del Institute for Homeopathic Medicine, IHM Dhom (Lic.)

Samuel Hahnemann 1841

En este análisis me gustaría establecer diferencias fundamentales entre la verdadera homeopatía de Hahnemann y los planteamientos de las diferentes corrientes en el mundo.

En lo personal yo pondría los siguientes candidatos:

A) Leon Vannier

B) James Tyler Kent

C) Wilhelm Heinrich Schüssler

D) Francisco Xavier Eisayaga

E) Bernard Poitevin

F) G Vithoulkas

G) Proceso Sánchez Ortega

H) Tarsicio Escalante Plancarte

I) Hebert A. Roberts

J) N. Ghatak

Comenzaré con León Vannier (1880-1963)

Leon Vannier I

La primera diferencia que me gustaría citar es respecto a las leyes; mientras Hahnemann usaba únicamente la ley de semejantes, Vannier usaba tanto la ley de semejantes como la de los contrarios, en muchas ocasiones simultáneamente. Vannier tomaba en cuenta la fisiología humana, constitución y temperamento para la selección del remedio, mientras Hahnemann solo consideraba la totalidad sintomática para la prescripción.

En cuanto a la clasificación de las enfermedades, Hahnemann las divide a los miasmas en agudo y crónico (Psora, Sífilis, y Sicosis), mientras que Vannier en base a la morfología los divide en trastornos sensoriales, funcionales y lesiónales, con una génesis aguda ó crónica en la que además de los miasmas de Hahnemann agrega otros dos: la tuberculosis y el cáncer.

Desde el punto de vista causal de las enfermedades, Hahnemann se refiere al agente morbífico mientras que Vannier a un complejo toxínico. Respecto a la dinámica de la consulta, Vannier refiere que el interrogatorio debe ser conducido por el médico a la vez que se debe explorar con la misma técnica que la medicina ortodoxa además de agregar la iridología como una técnica más de la exploración. Hahnemann decía que el interrogatorio debía tener como parte inicial la libre tribuna y mera observación del paciente, y que al interrogar, las preguntas nunca debían dirigir al paciente hacia una respuesta afirmativa o positiva.

Vannier dividió el estudio del remedio en: Analítico (signos característicos, signos importantes, signos secundarios, modalidades), Sintético (síntomas subjetivos y objetivos), los antídotos homeopáticos y la incompatibilidad homeopática. Hahnemann hizo el más completo estudio acerca de las concordancias entre los remedios.

Acerca de las dosis Hahnemann no hizo mucho énfasis respecto a la dosificación exacta del remedio (aunque él llegó a experimentar y recomendaba dosis mínimas de remedio. Ver las diferencias con Kent), sino más bien de la respuesta hacia el remedio, mientras que Vannier al parecer estudió las diluciones medicamentosas, sus dosis e intervalos de administración.

Técnica de tratamiento:

Hahnemann Utilizaba un solo medicamento similar a la vez, mientras que Vannier utilizaba la combinación de varios medicamentos homeopáticos a la vez. Además, usaba métodos como el drenaje y la regulación orgánica y toxínica. Utilizaba series terapéuticas y familias de remedios.

James Tyler Kent

James T. Kent, se graduó del instituto médico ecléctico en el año de 1871.

Kent recibió su diploma de homeópata de la escuela homeopática de Missouri en 1889.

Entre sus maestros están el Dr. Samuel Hahnemann y Emanuel Swedenborg.

Decano de la “Post-graduate school of homeopathy” en Philadelphia.

Profesor de materia médica en el “Hahnemann Medical College and Hospital”, y del “Hering Medical College” en Chicago.

Kent Piensa que la psora es el origen de todas las enfermedades, pues creía que era el pecado original donde descansa toda la patología humana (influencia Swedenborgiana). El dice que la Psora se encuentra en el organismo desde el nacimiento y refiere que los otros dos miasmas crónicos (Sycosis y sífilis) no podrían existir si no se hubiera establecido la psora sobre la raza humana.

El Dr. Hahnemann establece que los pacientes podrían presentar cualquiera de los otros dos miasmas sin que necesariamente existiera la Psora.

Respecto a la dosis, para Kent no había diferencia en cuanto a la cantidad, para él solo es un factor estático mientras que la potencia es un factor dinámico (influencia Swedenborgiana). Para Hahnemann cada píldora del remedio poseía cierta cantidad de energía medicinal.

De la Energía vital, Kent creía que la energía provenía de una sustancia simple, para él no había tal cosa como una energía pura, mientras que Hahnemann consideraba que existen energías puras sin una base material ó alguna sustancia simple inclusive pensaba que provenía de una fuerza electromagnética.

Aunque la Teoría del Germen no es una diferencia, podría serlo, permítanme explicar. Me gustaría mencionar que opinaba el Dr. Kent al respecto. Kent no creía que los microorganismos jugaran un papel activo en las enfermedades. Él decía: -“La mayoría de los doctores se han vuelto locos acerca del microbio y se les ha hecho un vicio decir que esta es la causa de la enfermedad y piensan que estos “amigos pequeños” son extremadamente peligrosos”. Además decía: “Las bacterias son los compañeros inocentes  y si acarrean enfermedades solamente acarrean la sustancia simple que causa a las enfermedades, así como un elefante lo haría.

Al parecer Hahnemann escribió el primer estudio comprensivo sobre los efectos de los microorganismos en el humano. Aunque el expresa la importancia en la susceptibilidad y constitución del enfermo como lo establece en el párrafo 31 del órganon 6ª edición.

Así mismo se hace evidente en sus manuscritos, que para el Dr. Hahnemann el concepto de “infección” tiene una definición muy amplia, como: “Cualquier agente capaz de causar una reacción positiva ó negativa del organismo”. Dicha reacción puede ser causada por cualquier estimulo externo (agente infeccioso: Como sería la luz solar, hasta los propios medicamentos) que produzca una reacción de la fuerza vital. De acuerdo a George Dimitriadis, esta reacción es explicada en el plano supra sensual, conceptual ó virtual, esto es, no químico no mecánico sino dinámico. También es evidente que Hahnemann intuye a los microorganismos como dichos estímulos externos, tal y como se puede leer en el párrafo 78 del Organon 6ª edición ó en su descripción de las diferentes fases de la enfermedades como el herpes; que son explicadas detalladamente en su libro de Enfermedades Crónicas, en el cual analiza a través de simple observación las  distintas etapas de los procesos agudos y que son sorprendentemente aplicables en nuestros días para una infección por microorganismos (periodo de incubación, manifestación, recuperación.), aún sin la disponibilidad de un microscopio en su época.

Así, un miasma sería por lo tanto, una enfermedad (reacción) la cual es desarrollada después de una infección con un estimulo externo (agente infeccioso). Es entonces que podemos apreciar que también en la percepción miasmática, Kent pierde por completo el enfoque Hahnemanniano.

Durante el proceso de repertorización, Kent coloca al síntoma mental (Swedenborg) en el número uno, como el síntoma más importante, y peor aún, lo confunde con la personalidad del paciente. Hahnemann solamente toma el síntoma mental del paciente cuando es concomitante a la enfermedad y NUNCA se refiere a la personalidad del paciente como útil en la toma de un caso. (Hahnemann sólo se enfoca al cambio de ánimo durante la enfermedad)

Kent usaba su propio repertorio, lleno de errores, adiciones de dudoso origen, fallas de traducción, y desconocimiento de las técnicas de recolección y graduación de los síntomas bajo el protocolo original. Hahnemann usaba el repertorio de Boenninghausen, el cual contenía su protocolo de recolección (síntoma completo y sus elementos) y graduación de los síntomas.

Eilhelm Heinrich Schüsler

Wilhelm Heinrich Schüssler

Nació en Oldenburgo, Alemania.

Vivió de 1821 a 1898.

1-Dice que la falta de ciertos minerales en las células (ley del mínimo) produce enfermedades.

2.-Tal carencia de sales solo planteó sobre la base de la composición de las cenizas de cuerpos cremados.

3.-Según Schüsler se pueden administrar al mismo tiempo varias sales y solo se absorberá la que haga falta mientras que las restantes se eliminarán.

4.-Acepta que estas sales pueden utilizarse de manera profiláctica.

5.-No toma en cuenta la totalidad sintomática sino la relación de la enfermedad con la sal que teóricamente carece.

6.-Considera que a dichas sales como nutrimentos que forman parte del cuerpo y no como medicamentos.

7-No clasificó a las enfermedades.

Francisco Javier Eisayaga

El estaba casado con Bertha Amalia Klein, formó una familia unida por sólidos lazos de afecto y buenos principios. Tenía ocho hijos, 3 de ellos médicos.

Falleció el 26 de Junio del 2001 a las 9:30 horas.

El profesor Dr. Francisco Xavier Eisayaga se graduó de médico en la Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Fue Urólogo de varios hospitales en Urología en Buenos Aires.

Estudió homeopatía en 1949-50, en la Asociación Médica Homeopática Argentina.

Profesor adjunto y luego titular así como vicepresidente de la mencionada asociación.

Es autor de numerosos artículos y libros entre los que destacan su “Tratado de Medicina Homeopática” y su traducción de “El Moderno Repertorio de Kent”.

Fue presidente de la Liga Médica Homeopática Internacional de 1988 a 1996.

Diferencias:

1.-Dr. Eisayaga acepta hacer diagnóstico clínico patológico.

2.-El está de acuerdo con la experimentación en personas enfermas.

3.-Dr. Eisayaga acepta los 2 miasmas adicionales del Dr. Leon vannier y Hering (Tuberculinismo y cancerinismo).

4.-El reconoce los logros de la medicina alopática.

5.-El refiere que la psora puede ser predisponerte para las enfermedades agudas.

6.-El acepta el uso de otras sustancias paliativas más el homeopático.

Bernard Pointevin

1.-Dr. Pointevin Concede importancia a los rasgos tipológicos y caracterológicos morfológicos para la especificidad de un paciente con el medicamento.

2.-Difiere de las explicaciones vitalistas de Hahnemann y dice que la interpretación actual debe hacerse en función de conocimientos físico-químicos contemporáneos aplicados en biología.

3.-No reconoce como “Ley” a la Ley de semejantes sino como una relación terapéutica de semejanza.

4.-Dice que el objetivo de la consulta es la terapéutica, así como el conocimiento de los mecanismos fisiológicos y lesiónales de la enfermedad.

5.-Dice que se deben hacer diagnósticos nosológicos y funcionales.

6.-menciona que se deben prescribir medicamentos de acuerdo al síndrome clínico y al diagnostico homeopático, es decir, que deben complementarse.

7.-Está de acuerdo con la antibiótico terapia si el individuo no reacciona al medicamento homeopático ó si existe falta de experiencia en la terapéutica homeopática.

8.-Experimenta en animales.

9.-Duda de las potencias mayores a 9 CH.

10.-Denomina empirismo a la práctica homeopática.

11.-Toma en consideración el principio activo para experimentar efectos de un medicamento homeopático.

G. Vithoulkas

1.-Para Dr. Vithoulkas, la fuerza vital es lo mismo que campo electromagnético (concepto de resonancia). Cada sustancia tiene una frecuencia que debe resonar con la del organismo para que haya curación.

2.-Relaciona la ley de semejantes con lo anterior (resonancia).

3.-Trata de explicar el mecanismo de acción de los remedios a través de ideas físico químicas (Poitevin) en biología. (Campo electromagnético)

4.-Mecanismo de defensa, dinamismo y fuerza vital es lo mismo.

5.-Se debe contraer primero la Psora para que exista la sífilis y la sicosis. (Kent)

6.-Acepta que la acupuntura, la alopatía, y el magnetismo pueden lograr curar por tocar el plano dinámico.

7.-Refiere que existe gran cantidad de miasmas y no solo tres.

8.-Acepta tratar los miasmas en capas de predisposición. (Capa por capa).

9.-Acepta los nosodes como terapia.

10.-El miasma es diátesis (predisposición) y no enfermedad.

11.-Refiere que se debe experimentar en sujetos sanos pero que sean conocedores de la materia medica, cuyas edades sean entre los 18 y 45 años.

Proceso Sánchez Ortega

1.-El Dr. Sánchez acepta que en la terapéutica de un bi-miasmático ó tri-miasmático, esta se debe enfocar hacia el miasma predominante, para luego continuar con el siguiente que sea más predominante y así sucesivamente.

2.-Compara con colores las enfermedades miasmáticas, inclusive, el carácter y temperamento.

3.-El hace una clasificación numérica de los miasmas y teoriza con respecto a sus la combinación de sus secuencias numéricas las cuales deben encajar entre las personas para una mejor relación interpersonal y social.

4.-Considera a los miasmas como diátesis (predisposición) o una enfermedad genética.

5-El hizo su propia clasificación miasmática de los remedios.

Tarsicio Escalante Plancarte

1.-Denomina a homeópatas como “simil terapeutas”, vitalistas (simil) y materialistas (Terapeutas) respectivamente.

2.-El fundamenta la acción de los remedios basado en su farmacodinamia.

3.-El Dr. Escalante refiere que en homeopatía se elige el medicamento por el principio de semejantes pero que se cura a través de los contrarios.

4.-El admite la experimentación en animales y otros seres vivos.

5.-El dice que los medicamentos homeopáticos actúan en diferentes sistemas dependiendo de las dosis (potencias), las cuales invierten su acción mientras son más diluidos.

6.-Señala que los medicamentos que rebasen la 9c en la práctica ó el límite de Abogadro (12 CH) no tienen utilidad curativa.

7.-Admite el complejismo-Alternismo.

8.-El síntoma mental no debe ser considerado el más importante.

9.-Dice que los miasmas deben ser acoplados a la teoría microbiana pues Hahnemann no la conoció.

10.-Admite la Isopatía considerándola una Ley.

Hebert A. Roberts

Me parece que Roberts hace un análisis de Hahnemann más bien descriptivo, sin muchas aportaciones. El difiere en lo siguiente.

1.-Roberts trata de explicar las altas diluciones de Hahnemann desde el punto de vista atómico refiriendo que estas adquieren propiedades radioactivas y por lo tanto actúan en el plano de la energía vital con lo cual se aleja del concepto dinámico Hahnemanniano.

2.-Refiere que se debe considerar a los temperamentos tanto para la historia clínica como para la prescripción poniendo ejemplos como pulsatilla: Mujer de cabellos rubios, ó a Nux vómica: Mujer delgada y morena.

3.-Le dio el nombre de estigmas en vez de miasmas a la sífilis y sycosis, debido al efecto casi imborrable que dejan las lesiones celulares de estos dos miasmas.

4.-Este autor mezcla los síntomas de la psora desarrollada como por ejemplo los mentales y algunos de otros rubros en los estigmas de la sífilis y la sycosis.

N. Ghatac

Médico Hindú. Nació en 1918

1.-Solo es posible activar la ley de Hering con potencias altas.

2.-Ghatak le confiere todas las enfermedades incluso la sífilis y la sycosis a la Psora.

3.-El concepto de la totalidad sintomática es diferente en los casos crónicos y agudos; para la prescripción se basa en el miasma actuante, y no es así en la forma aguda.

4.-Dr. Ghatak considera que todos los remedios son trimiasmáticos.

5.-La enfermedad solo reside en la mente.

6.-La real acción homeopática solo es eficaz con potencias altas. Todo caso crónico debe iniciar con 200c o más alta.

7.-Aunque considera que las potencias bajas actúan solo en el cuerpo, en cualquier caso es rara una buena respuesta con 30c.

8.-El no considera la totalidad sintomática solo el miasma predominante.

Bibliografía:

1.-Organon de la Medicina, Dr. Samuel Hahnemann, tercera edición, Editorial Porrua.

2.-Las Enfermedades Crónicas y Su Peculiar Naturaleza y su Curación Homeopática, Del Dr. Samuel Hahnemann, Traducido por el Dr. José Antonio Ugartechea G.

3.-Enfermedades Crónicas, su causa y su curación, N. Gathak.

4.-Filosofía de la homeopatía, James Tyler Kent.

5.-Apuntes sobre los miasmas, Proceso Sánchez Ortega, 1ra edición 1977, México

6.-las Leyes y Principios de la Homeopatía en su Aplicación Práctica, G. Vithoulkas, español lanzado en 1997.

7.-Los principios y el Arte de curar por medio de la Homeopatía, Dr. Hebert A. Roberts.

8.-L Práctica de la Homeopatía de León Vannier Editorial Porrua, S.A.

9.-La terapéutica por el semejante, Dr. Tarsicio Escalante Plancarte.

10.-Introducción a la Homeopatía, bases experimentales y científicas, Bernard Poitevin.

11.-Biblioteca de Homeopatía de Guadalajara A.C.

 

***NOTA

Si usted desea adquirir el Repertorio de síntomas característicos (Therapeutic Pocket Book) de Boenninghausen versión 1846 en Español; por favor haga clic sobre la imagen abajo. Al entrar a la presentación, sólo tiene que esperar unos cuantos segundos a que se cargue el tutorial, para después ir haciendo clic en la flecha central que se encuentra bajo la presentación cada vez que quiera cambiara a la siguiente imagen. Si usted desea interactuar con la presentación, sólo tiene que poner el cursor sobre la imagen deseada y agrandar, acercar, achicar, activar videos e incluso hacer clic sobre los links que se encuentran ahí para ir a sus respectivas páginas, según sea su preferencia. Saludos cordiales

 

Caso clínico de Herpes Zóster visto en la Clínica del IHM de Sevilla

Gary Weaver.

Caso clínico de Herpes Zóster visto en la Clínica del IHM de Sevilla

Paciente niña de 10 años de edad se presentó en la consulta con el siguiente cuadro:

Erupción en el cuerpo diagnosticada de Herpes Zóster por los médicos del hospital que le atendieron.

La infección había comenzado 3 o 4 días antes. La madre mostró el comienzo del problema en la zona afectada pensado que se había tratado de la picadura de un insecto. Se veían tres pequeñas manchas rojas rellenas de sangre seca a la altura del pecho derecho. Nuevas erupciones aparecieron en el lado derecho de la espalda y en su brazo derecho.

Tres médicos homeópatas tomaron el caso, Liliane, Manuel y yo mismo. Examinamos a la paciente y comprobamos que la erupción tenía una naturaleza vesicular, comenzaban como manchas amarillas. La piel estaba sensible al menor tacto, y la paciente presentaba una lengua ligeramente saburral. La paciente se quejaba de que el agua le sabía mal pero no podía concretar más el síntoma.

Otro síntoma que descubrimos fue que se quejaba de que sentía como si le tiraran de un pelo de su cabeza.

Después de una exploración clínica no observamos ningún otro síntoma

Repertorizamos en base a estos síntomas:

 

span1La madre informó de que al día siguiente de tomar una dosis de Phos 30 CH las erupciones se secaron y que la niña se encontraba mucho mejor.

Ahora la piel está totalmente limpia

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 8 other followers

Follow Instituto de Medicina Homoeopatica on WordPress.com

Visitors

Polony and Weaver

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.